Lunes :: 27 / 03 / 2017

Además BLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROS MAPA DEL SITIO

Mario Molina, un hombre de ciencia


  • El premio Nobel de Química 1995, fue investido por la Universidad del Valle de México con el Doctorado Honoris Causa por su dedicación a la ciencia para encontrar soluciones a los problemas que aquejan a la sociedad.
José Mario Molina-Pasquel Henríquez, por premio nobel de Química 1995, recibió en días pasados el Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Valle de México (UVM), reconocimiento que se suma a la lista de logros en la trayectoria de este fisicoquímico mexicano.  
 
Mario Molina Una faceta poco difundida de Mario Molina es su incansable trabajo a favor de la innovación en la enseñanza de la ciencia en su papel como Consejero de INNOVEC, asociación civil que desde hace 5 años se dedica a implantar en las escuelas públicas un método de enseñanza basado en el constructivismo y que en pocas palabras contribuye a que los niños aprendan a aprender, impulsando con ello las vocaciones científicas que tanta falta hacen en México.     
Por lo anterior, la UVM entregó su máxima distinción académica a Mario Molina, pues consideran que “hoy más que nunca se requieren científicos mexicanos que, como él, dediquen su vida a la ciencia para encontrar soluciones a los problemas que aquejan a la sociedad”.

En el marco de la ceremonia de investidura, el doctor Molina subrayó que la ciencia y la investigación requieren de más recursos, pero se debe seguir con el trabajo y el fomento al desarrollo económico a través de ellas.

Sobre el papel que ha jugado la ciencia en el desarrollo en México, enfatizó que “sabemos que los países que han obtenido un desarrollo económico acelerado, la inversión en la investigación científica ha jugado un papel esencial”.

En ese sentido, dijo que la clave para que México se suba al camino del conocimiento y de la innovación, “es la educación, una educación de calidad que inspire a los mexicanos a acercarse a la ciencia desde la más temprana edad, una educación que despierte en los niños y jóvenes el interés investigar”.

Mario Molina es ingeniero químico por la Facultad de Química de la UNAM y doctor en fisicoquímica de la Universidad de Berkeley (California).

En 1995 recibió, junto con Paul J. Crutzen y F. Sherwood Rowland, el premio Nobel de Química por su papel para la dilucidación de la amenaza a la capa de ozono de la Tierra por parte de los gases clorofluorocarbonos (CFC), convirtiéndose en el primer ciudadano mexicano en recibir un Nobel de Química.

Molina forma parte del Colegio Nacional (México) y es un miembro notable de la Academia Pontificia de las Ciencias. En noviembre de 2008 fue elegido como asesor del equipo de transición del presidente estadounidense Barack Obama para cuestiones del medio ambiente.

Entre otros reconocimientos, Molina ha recibido el Tyler Prize for Environmental Achievement (1983), la NASA Exceptional Scientific Achievement Medal (1989), ha sido reconocido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (1999) y galardonado con  la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (2008).

Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar amigo PDF PDF

Compartir: Delicious Digg Facebook Googlebookmarks Meneame Tecnorati Wikio Yahoo

Publicidad